Hogar sin casa

Taller para la innovación social y el desarrollo de servicios y productos arquitectónicos sostenibles para el observatorio del diseño y la arquitectura de la región de Murcia

 

Lugar:   Murcia, España

Uso del edificio:   Alojamiento temporal

Autor anteproyecto:   Izaskun Chinchilla+Antonio Abellán

Autor proyecto básico:   Izaskun Chinchilla

Colaboradores:   Carmen Blanco Romero, Rosana Galián García, Carlos Jiménez Cenamor, Cristina Gómez, Jorge Valiente, Gonzalo Valiente, Tamara Acosta, Amaia Sánchez, Miguel Valiente, Diego Lipnizky

Coordinadores:   José María Torres, Juan Antonio Sanchez, Juan Herreros

Fecha:   Periodo de diseño 2009

Materiales principales:   Esparto, madera, enea, mimbre y otros materiales biodegradables

 

Sin duda, el problema más acuciante de la huerta murciana, en este momento, es la gran presión inmobiliaria que recibe tanto desde el centro del valle, por el núcleo urbano de la capital que encierra, como desde el perímetro, colmatado por sus pedanías más populosas y crecientes.

La propuesta HOGAR SIN CASA pretende establecer un equilibrio ponderado entre los procesos analíticos de las condiciones locales y la generación de productos que posibiliten cambios y trasformaciones en las conclusiones diagnósticas actuales. Proponemos, por tanto, comenzar diseñando arquitecturas, que no edificios, concretos y específicos y, a partir de las reacciones que estos diseños despierten, analizar y diagnosticar lo que en la huerta pasa.

Escuchando la petición de ciertos colectivos locales, defendemos que nuestros diseños serán arquitecturas, pero nunca edificios. Para muchos, la prohibición de construir en la huerta debe ser radicalmente impuesta por los organismos administrativos. Por tanto, no edificaremos. Otros colectivos, defienden su derecho a disfrutar de las actividades de esparcimiento y la calidad residencial que, históricamente, han disfrutado sus familias residentes en la huerta.

Instalados en esta encrucijada queremos conseguir las instalaciones para que un murciano, un viajero o un turista, pueda pasar un fin de semana huertano sin ningún tipo de edificación. Nuestros 12 diseños, basados en antecedentes locales ya existentes, asegurarán que comer, dormir, bañarse, entretenerse, guardar las pertenencias propias, cocinar o aprender serán actividades que se puedan realizar en la huerta sin ocupar su suelo con edificaciones.

Ejemplos de estos 12 diseños serían:

Noche de grillos y estrellas: envolventes de esparto que permiten dormir a la intemperie y que son capaces de plegarse y producir sombra.

Almuerzo y altillo: cocinas exteriores para preparar platos típicos de la huerta sin utilizar envoltorios o contenedores industriales y produciendo su propia energía.

Comida entre primos: dos tableros añadidos a las cocinas, abatibles y colgados de la estructura metálica con asientos.

La cerveza del desvelo: pozo de 6 meses que permite la refrigeración natural de la cerveza y que, mediante el pedaleo, asciende hasta la copa.

Y otros como: bici con realidad aumentada, carro en la sombra, canastos y ventas, noria de agua, etc.