Matadero Madrid naves 8 y 9

Concurso de ideas para la rehabilitación y adecuación de las naves 8 y 9 de Matadero de Madrid para la sede de Intermediae y centros dedicados a la producción artística, la arquitectura y el diseño.

 

Lugar:   Madrid, Spain

Uso del edificio:   Equipamiento cultural

Autor:   Izaskun Chinchilla

Colaboradores:   María Carmona Díaz, Guiomar Contreras, Carlos Jiménez Cenamor, Manuel Pascual García, Lys Villalba Rubio

Fecha:   Periodo de diseño 2008

 

La venganza natural

Esta propuesta se apoya en un hilo argumental ficticio: suponemos que la naturaleza, en memoria de los atropellos contra ella cometidos en el antiguo matadero, ha invadido sus espacios con especies, esta vez, de origen vegetal. Este hilo argumental quiere ayudar a los visitantes a establecer vínculos con la institución despertando su creatividad, su imaginación y haciendo sus intuiciones más ricas, abundantes y valiosas. Esperamos que esta imagen general sea la antesala de un conjunto de sorpresas y propuestas donde la innovación es compatible con la creación de fuertes vínculos con el público. Esta ayuda narrativa también tiene una finalidad técnica: ayuda a los arquitectos a imaginar una arquitectura más débil e incompleta que un edificio de nueva planta. Como las enredaderas y helechos que poblarían una nave abandonada, la arquitectura nueva no necesita destruir nada previamente. Optamos por un concepto de rehabilitación acumulativa: lo nuevo y reciente es una capa más en el legado material de la historia. Nuestra intervención consta de una serie de estructuras horizontales que se apoyan “de puntillas” en los existentes forjados y pilares y distribuyen una red de instalaciones, espacios y servicios que se parecen a una enredadera, a un árbol tumbado que, ávido de luz natural, surca los espacios interiores con soltura y astucia para no invadir sino cualificar.

Los ingredientes para una buena venganza:
1. UN POCO DE GEOMETRÍA PARA UNA ESTRUCTURA ENTROMETIDA. Benoit Maldenbrot estudió la geometría de diferentes estructuras naturales que, bajo una apariencia de informalidad, poseían un orden relativo a la escala y la genética. “Los Objetos Fractales” adquirieron así el estatuto de entes geométricos de pleno derecho. Estudiadas las fórmulas de Maldenbrot hemos diseñado tres estructuras arbóreas que administraremos dentro de la intervención para que hagan las veces en algunos casos de refuerzo estructural, en otros de portadores de instalaciones, y en otros de acondicionadores de espacios. Todos ellos, se construirán con madera con certificación ecológica y herrajes metálicos.

2. UN POCO DE QUÍMICA PARA DAR VIDA A LA PLANTA. Las estructuras antes descritas servirán para dar soporte y equipar las actividades variadas que se produzcan al interior. Estas serán alimentadas por las savias, es decir, por el conjunto de elementos de instalaciones e infraestructuras necesarios para cada actividad. Se incluyen aquí las redes de voz-datos, fibra óptica, los elementos de proyección de imagen o de reproducción de sonido.

3. UN POCO DE BOTÁNICA PARA CERRAR EL ESPACIO. Lejos de una división programática determinista se busca una distribución posibilista y flexible. Es por ello que hemos optado por formas móviles, plegables, abatibles, desmontables o variables de empaquetar los usos. Esta es la función de las ‘flores’, elementos arquitectónicos que delimitan espacios interiores aislados. Así mismo, las flores persiguen un aumento de la autonomía energética existiendo dispositivos de captación que así lo permiten y contribuyen a la señalética y a la divulgación de las actividades.

4. UN POCO DE FÍSICA PARA EL CÓDIGO CROMÁTICO. Pretendemos que la flexibilidad de la distribución interior no esté reñida con la fácil orientación del usuario. Es por ello que cada uso tiene un color característico asociado y que estructuras y cerramientos (árboles y flores) siguen ese código. La calidez del color va asociada al carácter más público del uso siendo los más fríos los colores destinados a usos de especialistas y profesionales. Pero, como si de una foto del paisaje se tratara, prendemos construir con esta solución no sólo un sistema de orientación en términos de dirección sino en términos de cualidad y programa. Por ello, dentro de cada gama cromática el color se modifica ligeramente para indicar diferentes condiciones. La saturación de la gama cambia en función de aforo y el que aparezcan más o menos estampados denota el nivel de interactividad alojado.

 

MATADERO05MATADERO04MATADERO02

MATADERO01maqueta1maqueta2

MATADERO06