Tabakalera Donostia

Concurso Internacional de Arquitectura, para convertir la antigua fábrica de tabaco de Donostia-San Sebastián en un Centro Internacional de Cultura Contemporánea especializado en cultura visual.

 

Lugar:   Donosti, España

Uso del edificio:   Usos culturales

Autor:   Izaskun Chinchilla

Colaboradores:   María Carmona Díaz, Guiomar Contreras, Ula Iruretagollena , Carlos Jiménez Cenamor, Manuel Pascual García, Lys Villalba Rubio

Fecha:   Periodo de diseño 2008

 

Esta propuesta pretende transformar el edificio de Tabacalera en San Sebastián en un centro de arte contemporáneo que alberga, además, varias instituciones.

Ramas entre bambalinas en el sambódromo donostiarra

Una situación emblemática, un programa innovador, una gran potencialidad de activación social, un emblemático edificio existente… conciliar estas piezas con una idea arquitectónica única no parece posible sin graves simplificaciones. Sin embargo, son necesarios unos hitos conceptuales y organizativos para hacer la propuesta reconocible y que cumpla, por tanto, su función de comunicación social y de representatividad urbana. Ofrecemos los abajo listados.

¿Un sambódromo en donosti?
La intervención arquitectónica que proponemos, permite convocar a un aforo de 2000 PERSONAS para asistir a espectáculos dinámicos como un desfiles, pasacalles, pase de modelos, parades, procesiones, manifestaciones, maratones o cualquier tipo de exhibiciones en movimiento. Este uso es posible por la ubicación de una calle pública que atraviesa el edificio formando un gran agujero que permanece abierto las 24 horas.

Organización del programa: usabilidad, claridad y funcionalidad.
Se generan dos flujos perpendiculares. El flujo de la calle invita al visitante que no acude a un programa específico a cruzar el edificio y curiosear espacios y usos. El flujo perpendicular es el los trabajadores o los usuarios que acuden a un programa específico vinculado a una de las instituciones. Se optimiza la accesibilidad a cada institución planteando el acceso directo desde la calle a cada una de ellas, animando las fachadas trasversales y minimizando distancias para los que saben que quieren ver. El usuario que acude a un programa concreto no se mezcla con el público general.

Ramas entre bambalinas.
El deseo de no hacer ‘rozas’ o herir los muros del edifico existente trae consigo la decisión de crear una red de instalaciones arborizada que además de ser protagonista de logos, camisetas y tipografías de la futura institución continúa con la tradición simbólica de la política vasca de ‘árboles junteros’ que servían de cúpula viva a la actividad social y la conciliación política.

Hacia una definición integral de la sostenibilidad: evitando los espacios vacios. Abierto 24h.
La sostenibilidad requiere una definición integral que exceda una visión restringida a lo energético. Este proyecto incluye al menos tres grandes objetivos sostenibles: el intento de tener un número mínimo de espacios y equipamientos sin usos haciendo que las instituciones tengan que compartir cosas que usan con poca frecuencia, la reducción del consumo energético y la huella ecológica y las encaminadas a popularizar, difundir y sensibilizar sobra la cultura sostenible.

Criterios de restauración.
La clave de restauración asumida hoy por todos los profesionales es que haya una distinción clara de las partes recién ejecutadas en la obra, que no se induzca a la confusión con un mal entendido mimetismo o una excesiva actualización. Por eso, no tocamos lo que existe: no blanqueamos paredes ni eliminamos los alicatados de uso industrial, a cambio acondicionamos mediante elementos semimuebles los espacios interiores necesarios.

Regalos urbanos, cuatro plazas cubiertas y un videoárbol.

Los cuatro patios conectados por la calle son un gran regalo para la ciudad de San Sebastián, donde el uso de plazas porticas es muy popular. Los patios, al estar conectados con la calle abierta las 24h son accesibles al público en todo momento. 4 grandes árboles cubren parcialmente estos espacios permitiendo su uso en cualquier condición meteorológica. En el centro del inmueble una de estas estructuras despliega una gran superficie para reproducción de video. Las pantallas de vídeo árbol reproducirán la imagen de flora autóctona vasca en diferentes estados de floración lanzando mensajes sobre la programación. El viandante donostiarra se acostumbrará a saber que ‘mañana hay fiesta’, que ‘comienza el ciclo de cine de verano’ o que ‘el domingo TBK está abierto al público’, recuperando la simbología de robles, hortensias o hayas.

 

TABACALERA06TABACALERA03TABACALERA04

 

TABACALERA02cambiosec

TABACALERA01axonometrica sambódromo